Septiembre el mes de los cambios.

Septiembre el mes de los cambios.

Hablemos de Septiembre, el noveno mes en el calendario Gregoriano, para nosotros marca el fin del verano, y la tan temida Vuelta al Cole.  Un mes de locura para los padres, de depresión para los aventureros que vuelven a la rutina, y despropósitos para los amantes de los nuevos proyectos.

Septiembre se ha convertido en el mes de las suscripciones por fascículos. Esas revistas que demuestran nuestra impulsividad al salir corriendo al kiosco para ser las primeras en tenerla, pero también ratifica nuestra poca constancia, cuando vemos que son 157 fascículos coleccionables.

Septiembre se ha convertido en el mes de la vuelta a la vida sana: El verano y sus excesos han pasado factura, y ahora si me apunto al gimmasio, de esta no falla. Pero como dice la Vecina Rubia, tener la intención de intentar ir la gimnasio, no es un propósito en si mismo.

Septiembre se ha convertido en el mes de las academias de idiomas: Dentro de todos nuestros propósitos no podía falta estudiar idiomas, de este mes no pasa que me apunte a  estudiar Inglés que tanta falta me hace.

Y así podríamos seguir, pues Septiembre se ha convertido en el mes de los despropósitos. De los nuevos lanzamientos de firmas cosméticas que no aportan nada que no conozcamos, de las colecciones de moda que continúan de rebajas, pero con etiqueta nueva, de las falsas promociones y los sueños sin cumplir.

Septiembre es un mes como cualquier otro, y solo depende de nosotros que así sea. La vida es solo un suspiro, y no podemos pasarnos la vida esperando el momento adecuado, el día adecuado, ni las circunstancias adecuadas para dar el paso.

No valen las excusas de cuando tenga tiempo, cuando este más delgada, cuando sea más feliz, cuando, cuando, cuando… porque la respuesta correcta no es cuando, sino como. Como debo conseguir tiempo, como debo ser más feliz, como hacer todo lo que quiero para conseguir esa oportunidad, y eso no os lo dará un mes, pues la felicidad depende solo y únicamente de cada una de vosotras.

A partir de ahora recordad, cualquier día puede ser Septiembre, y cualquier día puede ser la excusa perfecta para celebrar tu cumpleaños, aunque falten cuatro meses, porque las circunstancias perfectas las creáis vosotras.

 

 

“El aleteo de un mariposa, puede provocar un terremoto en el otro lado del mundo”.

 

 Fotografia: Pixabay

2 Comments

  • Reply sandra 26/09/2017 at 09:49

    buena reflexión, hagamos que cada día merezca ser vivido

    • Lady Panda
      Reply Lady Panda 26/09/2017 at 22:33

      Muchas gracias, me hace mucha ilusión cuando lo que escribo se transmite. Un abrazo

    ¡Adelante! deja tu comentario: