Piel grasa/seca, el diagnostico que más se confunde.

Una piel que brilla no es necesariamente una piel grasa.

Últimamente estoy viendo como muchas personas piensan que tienen la piel grasa cuando en realidad la tienen seca. Esto se debe a un mal diagnóstico  generado por la creencia de que las pieles grasas brillan y las pieles secas son mates.  El diagnóstico final suele ser: piel mixta/grasa deshidratada.

El problema de un mal diagnóstico es un tratamiento que no cubre las necesidades de la piel.

En ocasiones se recomiendan productos demasiado astringentes para controlar la segregación de sebo, lo que provoca una obstrucción del poro y el temido efecto rebote. La piel queda muy deshidrata y en el peor de los casos pueden salir granitos. Llegados a este punto se suele usar productos más astringentes, lo que empeora más el asunto.

Sé que me voy a tirar piedras sobre mi propio tejado con esto, pero soy bastante reacia a los diagnósticos de piel express, en los que solo se usan unas tiritas aptas para medir el nivel de sebo en la piel. Un buen diagnóstico tiene que estar respaldado por el ojo de un profesional, siendo la evaluación final una media entre la textura de la piel, el brillo natural no provocado por cremas o maquillaje, el tamaño de los poros, y las arrugas o líneas de expresión. Aparte de esto, también tenemos que distinguir entre deshidratación y sensación de tirantez.

Dicho esto, os voy a explicar a grandes rasgos las principales diferencias visuales entre una piel grasa y una seca. Esto no significa que sea siempre así ya que cada piel es un mundo.

Piel Grasa. Es una piel gruesa, de textura irregular, con poros muy dilatados y tendencia a acumular puntos negros.

Piel seca. Tiene un textura muy fina al tacto, los poros son diminutos, tiende a estar tirantes (esto se suele confundir se confunde con deshidratación) y se le marca las arrugas muy fácilmente.

Si no tenéis ninguno de estos dos perfiles pero la piel os pica y se enrojece facilmente, quizás tengáis una  piel sensible.

 

 

 

 

2 Comments

  • Reply MISS UNEXPECTED 02/08/2016 at 11:12

    Son muy necesarios estos posts… hasta hace poco no he sabido reconocer bien mi tipo de piel y creo que el dermatólogo tiene mucho que ver… tendemos a mitificar aquellos que llevan bata blanca cuando en realidad finalizaron sus estudios varios años atrás y la industria cosmética avanza día a día.

    Hoy en el blog, la moda de los 90 vuelve con los chokers… espero que te guste!
    http://www.missunexpected.com

    Un beso!

    • Lady Panda
      Reply Lady Panda 02/08/2016 at 14:50

      Muchas gracias, me animaré hacer más post así. Tienes mucha razón, el mundo de la belleza cambia constantemente y hay que adaptarse y reciclarse. Al final para tratar una piel hay que tener en cuenta los factores externos que también influyen en el deterioro. Y ahora mismo me voy de viaje a las 90, que siempre me traen buenos recuerdos.
      Un besazo

    ¡Adelante! deja tu comentario: